Cómo sacar ideas para una redacción de blog

Cómo sacar ideas para una redacción de blog

¿Te has quedado sin ideas para una redacción?… Eh, en realidad es totalmente normal. Nadie que tenga un blog puede decir que nunca se ha quedado sin ideas. Así que relájate, no eres el único con ese problema.

Claro, eso no significa que no sea importante, sí que tienes que preocuparte por saber cómo sacar nuevos temas para escribir y que tu audiencia no se vaya.

Por eso, te hemos recopilado 10 formas de sacar ideas para una redacción informativa, fluida y atractiva. Y como un extra, hay un consejo que seguro te interesará poner en práctica; puede llegar a ser una solución sencilla, pero muy eficaz como fuente de ideas.

10+1 formas de sacar ideas para una redacción

En este listado encontrarás diferentes formas para encontrar inspiración al momento de escribir, pero ten en cuenta que estas pueden funcionar tanto por separado como en equipo, así que no las veas como soluciones aisladas.

#1 Crea una lista de posibles temas para futuro

Para empezar, no te centres en un solo tema, es decir, no pienses solo en el post que vas a escribir. Más bien, crea una lista de contenidos y escribe los temas de los que te gustaría hablar en el futuro. Recuerda que los momentos de inspiración no llegan siempre, así que anota cualquier idea que se te ocurra.

Incluso, si estás divagando y encuentras por casualidad una idea para una redacción futura, no solo digas: “Ah, que interesante, es buena para luego”. Escríbela en un cuaderno, una nota, donde sea… esa podría ser la salvación para cuando te vuelvas a quedar sin inspiración.

#2 Da tu propia opinión

Los artículos de opinión son muy buenos, los usuarios siempre quieren saber sobre los puntos de vista de otros, especialmente de aquellos a quienes consideran autoridades en un tema. Hasta puedes reseñar tu experiencia con una herramienta, marca, producto o servicio, eso te servirá para generar interacciones.

Por supuesto, si no quieres perder usuarios o ganarte problemas más serios, evita ser muy controversial y exprésate siempre con respeto. Además, procura informarte bien sobre el asunto, esto evitará que quedes como un ignorante aunque se trate de una opinión personal.

#3 Lee lo que otros hacen

Jamás debes olvidar que una de tus principales fuentes de inspiración es tu propia competencia. Si ellos ya tienen más tiempo que tú publicando, mira lo que tienen y de lo que tú no hayas escrito, luego, infórmate sobre el tema y mejóralo para darle más valor.

No te centres solo en los artículos que hayan tenido mucho éxito, mira también los que no generaron tanta interacción. Si tú los mejoras, puedes conseguir el tráfico de esos temas para ti. Y si no ocurre, al menos podrás enlazar otros contenidos, reforzando así la navegación interna.


Te puede interesar: Mi experiencia con la redacción SEO


#4 Mira las redes sociales

En las redes sociales hay un mar de temas que podrías incluir en tu web o blog, solo tienes que estar pendiente de lo que a tus usuarios les interesa y los motiva a interactuar. Este último factor es clave, ya que no querrás escribir sobre un tema trivial o pasajero.

Enfócate en los temas que generan mayor interacción y usa tu propio criterio para determinar si se ajusta al estilo de tu blog. También, podrías ser tú quien inicie un tema o debate en redes sociales, así sabrás si vale la pena escribir sobre ello dependiendo de la reacción de los usuarios.

#5 Pide ayuda

No creas que eres el único con buenas ideas, tus colegas y hasta familiares que no saben nada del tema pueden ser una muy buena fuente de inspiración. Recuerda que todos tenemos ópticas diferentes sobre un mismo asunto, por eso, consultar con otros te ayudará a ver lo que piensan y así poder escribir al respecto.

Una técnica más concreta es concertar un guest blogging o post de invitado. Consiste en pedirle a otro blogger que haga un artículo para tu blog mientras tú le haces uno a él. Ambos obtienen ideas de otras fuentes y, si quieren, un enlace externo entrante.

#6 Consulta artículos en otros formatos

La tinta y papel aún sigue funcionando, y si bien la mayoría digitaliza sus contenidos impresos, algunas fuentes todavía no lo han hecho; como es el caso de algunos libros. Pero al tratarse de temas evergreen, la información sigue siendo útil y “única” porque no está en internet hasta el momento.

Por eso, lee revistas, periódicos, libros, folletos y todo cuanto te consigas en formato impreso –siempre que se relacione con tu tema, lógicamente-. Te sorprenderá la cantidad de información que tienes a tu disposición y que tu competencia no aprovecha.

#7 Complementa o actualiza lo que has publicado

El que tus contenidos estén optimizados hoy, no significa que en un par de meses no estará desactualizado, y más si han pasado años. Por lo tanto, dale una revisada cada tanto a tus contenidos, quizás descubras que ya no son actuales o que puedes mejorarlos, tal vez abordándolos desde otro ángulo.

De hecho, hasta puede ser posible que hayas dejado de lado ciertos puntos por no alargarte demasiado, en ese caso, una buena solución es redactar un post complementario. Por ejemplo, puedes crear un diccionario de términos relacionados, así tus usuarios te entenderán mejor y podrás agregar tantos términos como quieras.

#8 Pregunta a tus usuarios

No hay mejor manera de complacer al usuario que simplemente preguntarle lo que quiere. Para ello puedes usar la propia newsletter y hacer una encuesta, preguntar en redes sociales o crear un CTA en la sección de comentarios invitando a dejar ideas de temas.

Y si tienes un servicio de atención al cliente, pregunta a tu equipo qué dudas tienen los consumidores, qué sugerencias dan ellos al respecto y toma nota de todo. Por ejemplo, podría ser necesario que crees una sección de preguntas frecuentes.

#9 Utiliza plataformas de información

Existen plataformas que recopilan toda la información, a modo de un buscador, y que permiten que los usuarios reciban solo lo que les interesa. Entre las destacadas tenemos Feedly y BuzzSumo, ambas herramientas permiten hacer búsquedas concretas con keywords e ir a las fuentes. Así sabes qué es lo más reciente y lo que más llama la atención.

Las Alertas de Google (Google Alert) y la sección Descubre (Google Discover) de Chrome son otras muy buenas ayudas. Puedes programarlas para recibir notificaciones de los contenidos sobre un tema o varios en tu dispositivo móvil. Es otra forma de estar al día con lo nuevo.

#10 Entrevista expertos o publica las novedades de tu temática

Aportar información novedosa y científica sobre tu tema es una de las mejores ideas para una redacción. Las entrevistas a expertos te dan la oportunidad de ganar reputación, a la vez que aportas datos interesantes y atractivos a tu audiencia sin tener que ser tú la fuente principal.

Si no puedes entrevistar al experto, al menos puedes citar de una entrevista que hayas visto o sobre lo que leas en una de sus publicaciones. Esto también cuenta, y tiene el mismo efecto que la entrevista real.

Bonus: Lleva la contraria

Hoy sabemos que si Google pone entre los primeros resultados de una keyword páginas, por ejemplo, con listados, tú también debes hacer un listado. ¿La razón? Parece ser que es lo que le gusta a los usuarios.

La verdad es que Google nos comprende muy, muy bien; además, si un resultado aparece arriba en la SERP, es porque tiene un excelente CTR. Otro indicativo de que es lo que a los usuarios les gusta.

Sin embargo, eso no significa que es la única manera de presentar un contenido. Recuerda que hay otros buscando alternativas más funcionales según su criterio. Y ahí es donde entra tu rebeldía. Al crear un post en un formato y estilo diferentes puedes estar creando lo que esos usuarios “especiales” quieren encontrar.

Si lo piensas bien, te darás cuenta de que aplicar esta técnica te aportará muchas ideas para una redacción efectiva, pues estarás atendiendo a la minoría olvidada. Al fin y al cabo, también son usuarios que dan clics, se suscriben, comentan, comparten, etc.

Conclusión

Sacar ideas para una redacción puede no ser tan fácil; no hay camino corto. Debes esforzarte por dar con temas que valgan la pena, y lo cierto es que hay muchísimas fuentes para hallarlas, así que no hay excusa para que tu blog o web se atrase y pierdas usuarios.

Ponte manos a la obra ya.

Cuéntanos, ¿qué haces para encontrar ideas para una redacción?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Háblame de tu proyecto!

Si desea obtener una consulta gratuita sin ninguna obligación, complete el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con usted.